Una mirada de cerca a la forma que adultos con y sin retraso mental hacen decisiones en el campo interpersonal

L. Hickson, H. Golden, I Khemka, T. Urv y S. Yamusah

Se condujeron dos experimentos para examinar la forma que adultos con y sin retraso mental hacen decisiones en el campo interpersonal. En el Experimento número 1, adultos con retraso mental escucharon viñetas, largas o cortas, representando situaciones en las cuales los protagonistas, femeninos o masculinos, tenían que hacer una decisión, o acerca de una figura con autoridad, o acerca de una figura semejante a ellos mismos. En el Experimento número 2, adultos sin retraso mental vieron versiones largas de estas viñetas. Como se esperaba, esta tarea fue considerablemente más difícil para los participantes con retraso mental que para aquellos sin retraso mental, posiblemente relacionado con la diferencia de los dos grupos en su abilidad de comprender certeramente las situaciones sociales. Las mujeres de ambos grupos lograron resultados mejores que los hombres. Estos resultados sugieren que factores de motivación y emocionales pueden haber contribuído a estas diferencias. Impacto que tienen la edad y el mudarse fuera de hogares de cuidados médicos en adultos con incapacidades de desarrollo

Demografía de las familias

G. T. Fujiura

Se desarrolló un perfil acerca de la demografía de individuos con retraso mental y de individuos con retrasos en su desarrollo (RM/RD). Este perfil fue desarrollado basado en los resultados de la Medición de Ingresos y Participación en Programas (Survey of Income and Program Participation), el cual es un programa nacional de medición. Estimamos que, en el 1991, había un total de 2.97 millones de individuos norteamericanos con RM/RD, de los cuales 2.63 millones viven independientes del sistema formal de cuidado a largo plazo. Observaciones relacionadas indican que: (a) las familias son la forma dominante que proveen por estos individuos y que, por lo tanto, pueden jugar una parte clave en el establecimiento de la política gubernamental sobre personas deshabilitidas; (b) que una gran parte de la población con RM/RD vive en hogares en los cuales los jefes de familias son personas que están avejentándose y (c) que hay discrepancias significativas dentro de los subgrupos de familias, las cuales están relacionadas principalmente por el sexo y raza de las mismas.

T. Heller, A. R. Factor, K. Hsieh y J. E. Hahn

Se calculó el impacto que tiene el mudarse de hogares de cuidados médicos para establecimientos basados en la comunidad. Este impacto se evaluó a través de comparar la salud, funcionamiento comunitario y satisfacción cotidiana de personas que se mudaron y de personas que no se mudaron en el Tiempo 1 y 2 años después en el Tiempo 2. También examinamos si la edad fue un factor significativo en los resultados obtenidos. La cata estudiada incluyó 165 personas que no se mudaron y 67 personas que se mudaron, de edad de 30 años en adelante, que inicialmente vivían en hogares de cuidados médicos. Los resultados de este estudio indicaron que las personas que se mudaron demostraron una mejora en su salud y en su funcionamiento comunitario. Además de eso, entrevistas demostraron un mayor aumento en satisfacción cotidiana para las personas que se mudaron, comparadas con las que no se mudaron. La edad de las personas estudiadas no tuvo un impacto significativo en los efectos de la mudanza.

Atraso en el comienzo del balbuceo canónico: una posible señal de desarrollo anormal

D. K. Oller, R. E. Eilers, A. R. Neal y A. B. Cobo-Lewis

Los niños que se desarrollan normalmente empiezan a producir balbuceo canónico alrededor de los 10 meses de edad. Este tipo de balbuceo infantil demuestra la abilidad de producir unidades fonéticas que son necesarias para el desarrollo de lenguaje que hace sentido. Investigaciones pasadas sugieren que desvaríos en el lenguaje emergente y en los desórdenes de lenguaje pudieran estar asociados con el retraso de la emergencia del balbuceo canónico. El comienzo del balbuceo canónico fue investigado en 1,536 infantes de alto riesgo de aproximadamente 10 meses de edad ajustada. Encontramos que el método de cuestionario abierto con los padres fue eficaz para determinar el status del balbuceo infantil. A pesar de que retrasos en balbuceo canónoco fueron encontrados infrecuentemente, cuando ellos ocurrieron estuvieron muy frecuentemente asociados con anormalidades genéticas, neurológicas, anatómicas y/o fisiólogicas. En más de la mitad de las veces, los casos de retrasos en el balbuceo canónonico no estaban asociados a diagnósticos médicos significativos en el momento en que fueron descubiertos. El retraso en balbuceo canónico puede ser un pronosticador de incapacidades de desarrollo, incluso para problemas de habla, lenguaje y lectura.

Comportamientos problemáticos asociados con los síndromes de anulación de cromosomas Prader-Willi, Smith-Magenis y Cri Du Chat

D. J. Clarke y H. Boer

Se investigaron los comportamientos problemáticos de individuos que tienen uno de tres desórdenes de anulación de cromosomas (5p-Cri-du-chat, 15q- Prader-Willi, o 17p- Smith-Magenis). Se usó el Formulario de comportamientos anómalos. Estos resultados fueron comparados con los resultados obtenidos en otros estudios de dos grupos de personas con retraso mental. Este formulario nombra muchos, pero no todos, los comportamientos que potencialmente pudieran ser relevantes. Es decir, este formulario no incluyó preguntas acerca de anomalías en la forma de comer, que se sabe son problemáticas en personas con Prader-Willi, ni de anomalías en el sueño, que se piensa son problemáticas en personas con el síndrome Smith-Magenis. Cuando estos resultados fueron comparados con los resultados de los dos grupos de personas con retraso mental, los tres desórdenes estuvieron asociados con una mayor frecuencia de comportamientos problemáticos en por lo menos una de las sub-escalas de los formularios. Estos resultados apoyan al modelo parcialmente específico de comportamientos asociados con síndromes genéticos.

¿Qué influye las percepciones paternas acerca de los métodos de inclusión académica de sus hijos con retraso mental?

D. S. Palmer, S. A. Borthwick-Duffy, K. Widaman y S. J. Best

Se examinó qué es lo que influye las percepciones paternas acerca de la práctica de integrar en clases académicas regulares a estudiantes con serias incapacidades cognitivas. Los resultados confirmaron que las percepciones son influenciadas significativamente por características de los padres y de los niños, así como también por factores asociados con el historial de tipo de clases académica a las cuales los niños han asistido. Los factores que influyen estas percepciones además variaron de acuerdo a varias dimensiones de los distintos tipos de inclusión que estaban siendo considerados. Nosotros argumentamos que la eficacia de cualquier modelo específico educacional no puede ser determinada sin antes considerar la complejidad de la dinámica envuelta en la relación de las características del niño, de los valores de los padres y familia y de la percepción del papel que juega el colegio.

El uso de verbos por individuos con el síndroma de Down

L. J. Hesketh y R. S. Chapman

Se examinó la producción de verbos léxicos y gramáticos en las narraciones de 29 individuos con síndroma de Down y de 29 individuos de desarrollo normal que fueron equiparados en su nivel lingüístico (Etapas 3, 4 y 5 de Brown). Nosotros examinamos teorías recientes que proponen que los verbos son céntricos para el desarrollo sintáctico (Tomasello & Merriman, 1995). Comparados con el grupo control, los individuos con síndrome de Down produjeron menos verbos léxicos y gramáticos por cada emisión verbal, pero produjeron una mayor variedad de verbos léxicos. Esto es consistente con las predicciones del modelo de lenguaje infantil (Chapman et al., 1992). Estos resultados indican que los documentados déficits sintáctos en los individuos con síndroma de Down pudieran reflejar dificultades en su acceso a verbos cuando ellos construyen emisiones verbales. Esta dificultad puede ser el resultado de déficits en memoria verbal de corto plazo.

The abstracts were translated by Ketty Patino Gonzalez, PhD, Research Assistant Professor at the Department of Psychology of the University of Miami.

Los resúmenes fueron traducidos al español por Ketty Patiño Gonzafez, PhD, del departamento de sicología de la Universidad de Miami.

This content is only available as a PDF.
You do not currently have access to this content.