En los últimos años, ha habido un movimiento importante para reducir la utilización de la restricción para las personas con discapacidades del desarrollo. Las legislaturas, locales y nacionales, están asumiendo la tarea de dar forma en que nuestra cultura apoya a las personas que, hasta ahora, a menudo han sido tratadas de una manera punitiva en lugar de apoyar verdaderamente de una manera terapéutica. Las escuelas y los sistemas de cuidado luchan por identificar estrategias que ofrezcan resultados más positivos para todas las personas, incluso aquellas con conductas desafiantes. Este artículo representa los pensamientos y recomendaciones de un padre que ha vivido con el daño causado por la restricción a su hijo. Las recomendaciones están destinadas a hablar con los administradores, las escuelas y los cuidadores. La intención no es culpar, sino reflexionar sobre nuestras experiencias y compartir algunas estrategias que nos han funcionado. Aunque gran parte de...

You do not currently have access to this content.