Para comenzar a entender la jubilación, se examinaron las diferencias relacionadas con la edad en (a) las tasas de empleo, las horas de trabajo y las tasas de objetivos de empleo del plan individual; y (b) tasas de participación en programas diarios no remunerados. Se reportó un análisis ponderado de los datos de los Indicadores Nacionales 2014-15 de 32 estados. A diferencia de los grupos de edad más jóvenes, una proporción similar de trabajadores con discapacidades intelectual y del desarrollo continuó trabajando más allá de los 65 años de edad, como para la comunidad en general. Se descubrió que la mayoría de los trabajadores con discapacidades intelectual y del desarrollo se jubilan en la vejez y que su jubilación parece ser repentina, en lugar de una reducción gradual en las horas de trabajo. Los programas diurnos basados en las instalaciones fueron el único programa con una mayor tasa...

You do not currently have access to this content.