Abstract

El Consentimiento en Entrevistas sobre la Calidad de Vida en Adultos con Retraso Mental

L. M. Matikka & H. T. Vesala

El consentimiento fué estudiado en un grupo de 616 personas con retraso mental. Cuando una técnica de inversión del artículo con cuatro pares de preguntas, que fueron redactadas al contrario, fué usada, 11.1% a 36.3% de las personas que responderon contestaron con el consentimiento. El indice del consentimiento fué muchos más inferior que lo que nosotros esperábamos basado en los resultados de Sigelman, Budd, Spanhel, and Schoenrock (1981). Ningúna correlación importante entre el consentimiento y el nivel de retraso mental fué encontrada. Mujeres consintieron más que los hombres. Una relación importante fué encontrada entre la combinación de género y el consentimiento del entrevistado y el entrevistador.

Miedos Autoinformados en Niños Con y Sin Retraso Mental

S. Z. Ramirez & T. R. Kratochwill

La frecuencia, intensidad, y el contenido de miedos específicos en 299 niños con y sin retraso mental (edades 6 a 13 años) fueron investigados. Los niños con retraso mental reportaron una intensidad de miedo mayor que lo que hicieron los niños más jovenes sin retraso mental, pero no difirieron en el número de miedos informados. Sin embargo, los niños con retraso mental reportaron ambos una intensidad y una frecuencia de miedos mayor que lo que hicieron sus compañeros de edades similares sin retraso mental. Diferencias de género en la frecuencia y la intensidad de miedos fueron evaluados, y los miedos más comunes (con y sin respecto a clasificaciones de intensidad) de los grupos fueron comparados eimplicaciones para la práctica e investigación futura fué presentada.

¿Sobre Qué Base la Esperanza? Progreso Moderno y las Posibilidades Postmodernas

S. Danforth

Las versiones de esperanza postmodernas y modernas como apliquen a servicios para personas marcadas como tener retraso mental fueron examinados. Los proponentes de modernismo construyen la esperanza como confiando sobre una ciencia siempre mejorando a precisamente comprender retraso mental y otras incapacidades y la eficacia de intervenciones profesionales. Este mito de progreso científico es trazado en formas diversas mediante la historia Americana intelectual al desarrollo de la educación especial como una ciencia social de dirigistas. Defensores del postmodernismo ponen duda sobre la narrativa grandiosa de modernismo y crítican la ciencia social moderna como perpetuando las identidades estigmatizadas de “retraso mental” mediante el ejercicio de poder. Un análisis retórico de la controversia actual sobre la comunicación facilitada demuestra la utilización de la lengua de ciencia moderna para sus efectos de poder en el discurso de la educación especial.

Preferencias para Compañeros de Juego de Niños Quienes Desarrollan Típicamente para sus Compañeros de Clase con Necesidades Especiales

L. Nabors

Las preferencias sociales de niños quienes desarrollan típicamente hacia compañeros con necesidades especiales en clases inclusivas pre-escolares fueron examinadas. Los niños con necesidades especiales recibieron pocas nominaciones positivas de preferencia de compañeros de juego, pero no recibieron un número significativode nominaciones negativas. Los niños fueron desagradables si ellos fueron agresivos, aparte de la condición de incapacidad. Las intervenciones necesitan ser enfocadas en mejorar las habilidades sociales de niños con necesidades especiales y en enseñar a niños de edad preescolar quienes desarrollen típicamente a comprender los comportamientos de compañeros de clase con necesidades especiales.

Planes Residenciales de Padres Que Envejecen para sus Niños Adultos Con Retraso Mental

R. I. Freedman, M. W. Krauss, & M. M. Seltzer

Los planes residenciales futuros y preferencias de colocación de 340 madres de niños adultos con retraso mental viviendo en casa fueron examinados y los resultados de un seguimiento de 3 años fueron discutidos. Cuatro subgrupos de familias fueron comparados con base en las preferencias y los planes residenciales para la residencia doméstica para los próximos 2 años. Diferencias de grupos significativos fueron encontradas para las características historiales, bienestar psicológico maternal, y los sistemas de apoyo. Menos de 50% habían hecho planes residenciales, y la mayoría creyeron que su niño todavía estaría en casa en 2 años. En el seguimiento de 3 años, 22% de las familias con planes residenciales a corto plazo habían logrado una colocación comparado a 14% entre familias sin un plan quienes quisieron una colocación.

El Papel de Condiciones Médicas en el Exacerbación del Comportamiento Autoinjurioso: Un Estudio Exploratorio

J. Bosch, D. C. Van Dyke, S. M. Smith, & S. Poulton

El comportamiento autoinjurioso (SIB) es común entre personas con retraso mental severo quienes también tienen problemas médicas complejas múltiples acopladas con dificultades de la comunicación. Esta combinación de factores a veces lo hace difícil a obtener historias médicas detalladas y precisas. En este estudio descriptivo exploratorio de 25 pacientes con SIB, 28% tuven condiciónes médicas anteriormente no diagnosticadas que pueden causar el dolor o el malestar. Seis de los 7 pacientes experimentaron un SIB disminuido con el tratamiento de sus condiciónes médicas. En pacientes con SIB, habilidades dañadas de comunicación, e historias médicas complejas, condiciones médicas que pueden asociarse con el dolor o el malestar deben ser una consideración en la etología del SIB.

The abstracts were translated into Spanish by Irma Hernández and Karen Haasen of The Institute on Disability and Human Development - a University Affiliated Program at the University of Illinois-Chicago.

Los resumenes fueron traducidos al Español por Irma Hernández y Karen Haasen del Instituto de Incapacidad y Desarrollo Humano - un Programa Afiliado con la Universidad de Illinois-Chicago.

This content is only available as a PDF.