Vivir sin Restricción: Reflexiones y Recomendaciones de un Padre para Apoyar a las Personas en Riesgo con Discapacidades del Desarrollo

Wilfred Beaudoin y Adam Moore

En los últimos años, ha habido un movimiento importante para reducir la utilización de la restricción para las personas con discapacidades del desarrollo. Las legislaturas, locales y nacionales, están asumiendo la tarea de dar forma en que nuestra cultura apoya a las personas que, hasta ahora, a menudo han sido tratadas de una manera punitiva en lugar de apoyar verdaderamente de una manera terapéutica. Las escuelas y los sistemas de cuidado luchan por identificar estrategias que ofrezcan resultados más positivos para todas las personas, incluso aquellas con conductas desafiantes. Este artículo representa los pensamientos y recomendaciones de un padre que ha vivido con el daño causado por la restricción a su hijo. Las recomendaciones están destinadas a hablar con los administradores, las escuelas y los cuidadores. La intención no es culpar, sino reflexionar sobre nuestras experiencias y compartir algunas estrategias que nos han funcionado. Aunque gran parte de lo que se recomienda puede no ser nuevo, la esperanza es que este artículo proporcione una nueva forma de comprender algunos de los factores que contribuyen al uso de la restricción, además de proporcionar algunas sugerencias para abordar estos factores de manera proactiva.

Minimizar la Contención y el Aislamiento en las Escuelas: Una Respuesta a Beaudoin y Moore

Virginia L. Walker y Sarah E. Pinkelman

Se han realizado esfuerzos cada vez mayores en el campo de la educación especial para identificar prácticas positivas basadas en la evidencia (PPBE) para satisfacer las necesidades de los estudiantes que tienen problemas de comportamiento, con el objetivo principal de eliminar o limitar el uso de medidas reactivas como restricción y reclusión (Snell & Walker, 2014). Varias partes interesadas, incluidas las familias y los autogestores, han expresado su preocupación sobre los peligros de la restricción y el aislamiento y la falta de protección brindada a los estudiantes que tienen un comportamiento problemático grave. En el artículo anterior en este número de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo, Beaudoin & Moore (2018) hacen eco de estas preocupaciones en su relato de la experiencia familiar de moderación contada desde la perspectiva de un padre cuyo hijo fue sometido a restricciones, lo que dio como resultado un número consecuencias adversas a corto y largo plazo que afectaron a toda la familia. En respuesta a Beaudoin y Moore, proporcionamos a los lectores una breve reseña del estado actual de la restricción y el aislamiento en el entorno escolar y las estrategias basadas en la evidencia que pueden utilizarse para abordar conductas problemáticas graves y reducir la necesidad de restricción y reclusion. Para los lectores interesados en explorar la contención y la reclusión en mayor profundidad, se sugiere el trabajo reciente de Trader y sus colegas (2017). También hemos se esbozaron las pautas para la planificación del apoyo conductual que deben ser consideradas por los diversos interesados a medida que los educadores trabajan para establecer entornos escolares seguros y de apoyo que aborden una amplia gama de necesidades de comportamiento estudiantil.

Restricción Física, Intervención Restrictiva y Aislamiento de Personas con Discapacidades Intelectuales y de Desarrollo

Carli Friedman y Caitlin Crabb

La restricción física, las intervenciones restrictivas y el aislamiento son prácticas muy reñidas con evidencia no concluyente de su efectividad. Debido a que el uso de la restricción y la reclusión en personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo (DID) es controvertido y su eficacia dudosa, este estudio se realizó para explorar si estaban permitidos en las exenciones HCBS 1915 (c) de Medicaid, los mayores proveedores de servicios y apoyos a término (LTSS) para personas con DID. Para hacerlo, se examinaron 111 autorizaciones de DID del año fiscal 2015 de todo el país para determinar si los estados permitían la restricción, las intervenciones restrictivas y la reclusión, y de qué manera. Los resultados revelaron que una abrumadora mayoría de las autorizaciones permitieron el uso de la restricción (78.4%) y las intervenciones restrictivas (75.7%). Una proporción más pequeña (24.3%) permitió el uso de la reclusión.

Elección y Control Dentro de las Relaciones Familiares: La Experiencia Vivida de Adultos con Discapacidad Intelectual

Bernadette Curryer, Roger J. Stancliffe, Angela Dew y Michele Y. Wiese

El aumento de las opciones y el control es una fuerza motriz de la actual política de discapacidad en Australia para las personas con discapacidad y sus familias. Sin embargo, se sabe muy poco acerca de cómo los adultos con discapacidad intelectual (DI) realmente experimentan la elección y el control dentro de sus relaciones familiares. Se utilizó el análisis fenomenológico interpretativo de entrevistas individuales y semiestructuradas llevadas a cabo con 8 adultos australianos con identificación para comprender el significado que se le da a su experiencia de apoyo familiar recibido en torno a la elección y la toma de decisiones. Se identificaron tres temas: (1) centralidad de la familia, (2) experiencia de autodeterminación y (3) limitaciones a la elección y el control. Los participantes identificaron a miembros de la familia de confianza de quienes tanto se buscaba y se recibía orientación sobre la elección y la toma de decisiones, a menudo con la toma de decisiones mutuas y las limitaciones para controlar.

Evaluar la Confianza de los Profesionales de Salud Mental Australianos en Brindar Terapia a Personas con Discapacidad Intelectual

Anastasia Hronis, Lynette Roberts y Ian Kneebone

La investigación apoya el uso de terapias psicológicas entre personas con discapacidad intelectual (DI) de leve a moderada. Una barrera para las personas con DI que acceden a los tratamientos psicológicos es la confianza de los profesionales de la salud mental. Este documento explora la confianza de los médicos australianos en proporcionar terapia a personas con DI. Ciento cincuenta y dos psicólogos y consejeros en Australia completaron una encuesta que explora la confianza autoinformada cuando se trabaja con personas con DI y problemas de salud mental. Los médicos tenían más confianza con las habilidades genéricas de asesoramiento, pero tenían menos confianza con elementos de evaluaciones e intervenciones. El uso de protocolos de tratamiento fue respaldado como útil particularmente entre aquellos con poca confianza. Esto pone de relieve la necesidad de difundir guías de tratamiento y capacitación para ayudar a aumentar la confianza de los médicos.

La traducción de los resúmenes al español ha sido coordinada por el Departamento de Diversidad e Inclusividad Educativa de la Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Con la colaboración de Constanza Sepúlveda-Hernández, Camila Rojas-Rojas, Beatriz Mendoza-Albornoz, Nicole Abdala-Rebolledo, Palmenia Pinochet-Quiroz, Daniela Ibarra-Sepúlveda, Manuel Monzalve-Macaya y Juan Lagos-Luciano.

The translation into Spanish has been coordinated by the Department of Diversity and Educational Inclusion of Catholic University of Maule, Talca, Chile; with the colaboration of Constanza Sepúlveda-Hernández, Camila Rojas-Rojas, Beatriz Mendoza-Albornoz, Nicole Abdala-Rebolledo, Palmenia Pinochet-Quiroz, Daniela Ibarra-Sepúlveda, Manuel Monzalve-Macaya, and Juan Lagos-Luciano.